Las mejores oraciones para niños

Como medida general y lo que nos dice la experiencia es que las creencias religiosas se van inculcando de generación en generación. Es decir, los niños que van naciendo en una familia van heredando y practicando las creencias religiosas de sus padres.

Los padres católicos les enseñan a sus niños dicha religión, los bautizan, hacen la primera comunión, se confirman y casi siempre los adultos se casan por la iglesia. Cumplen con los sagrados sacramentos, tal como indica la Religión. Así como su vida transcurre cumpliendo los diez mandamientos.

Desde que son muy pequeños se les habla de un ser supremo, omnipotente y omnipresente que es el encargado de velar por su protección y bendición al que le pedimos y damos gracias todos los días de nuestra existencia e incluso éste junto a nuestros padres será el encargado de velar por nuestras vidas.

Esta esencia que está con nosotros en todo momento y circunstancia es Dios, el proveedor de todo lo que nos ocurre y al que le rogamos tanto para agradecer por todo lo que nos da y nos ha proveído como para pedirle y encomendarle lo que necesitamos, para seguir adelante.

En el presente artículo, hablaremos de las diferentes oraciones dedicadas a la mente infantil. Están redactadas con palabras sencillas y comunes para que puedan ser entendidas por ellos y se hagan parte de su dialecto diario, teniendo la certeza que en algún momento de su infancia puedan recitarlas ellos solos.

¿Cuáles son las mejores oraciones para iniciar a niños?

Éstas son las oraciones para niños que debes ver

Los niños son en esencia inocencia y amor, por lo que acercarlos a Dios por medio de la oración, es una tarea fácil para todo padre católico. Si desde pequeños ellos se van familiarizando con sus preceptos, de adultos serán unos verdaderos católicos.

De igual manera se les debe enseñar el amor y respeto por todos los “ayudantes” que tiene Dios en sus aliados, elevando una oración a los ángeles y arcángeles iluminados, ya que ellos también son protectores de los desvalidos.

Para niños enfermos

En ésta categoría encontramos las oraciones para los niños que están padeciendo alguna enfermedad, para que Dios con su venia, los cure rápidamente, evitándoles el sufrimiento que esto le ocasiona.

Al rezar los padres con el ejemplo de sus acciones, les inculcan la confianza que se tiene que al pedir por medio de una oración a la Virgen de Fatima como encomendada de Dios para transmitir amor, serán escuchadas.

Como ejemplo de una oración para niños enfermos, para pedir ante el altísimo su pronta recuperación tenemos como ejemplo, la siguiente:

“Mi Señor Dios Tú qué siempre has sido nuestro protector y guía que nos miras con ojos bondadosos pues tu amor es muy grande hoy acudo a ti para pedirte por los más pequeños la salud de mis niños es muy frágil el mal puede adentrarse en sus vidas sin que ellos se den cuenta por eso».

«Padre te ruego que los protejas de cualquier mal que puedan vencer cualquier enfermedad de tu mano eres el único que puede darles la fortaleza que necesitan, Amén».

Antes de irse a dormir

Después de un día de estudios, juegos y de actividades diversas, los niños poco a poco, antes de irse a dormir, deben aprender a dar gracias por todo lo que han vivido durante el día y a su vez pedir para que el día siguiente, sea un poco mejor que el día que recién termina.

A su vez ésta oración, les da la seguridad de que van a descansar bajo la protección y seguridad del manto sagrado de Dios y que este cubrirá su descanso. Como ejemplo de oración para irse a dormir tenemos:

“Diosito que estás en el cielo, soy un niño fiel y tengo mucha fe en ti. Mis padres me enseñan que tu poder es grande y contigo no debo tener miedo. Pero, aún así, quiero pedirte varias cosas, pues para dormir tranquilo quiero saber que me cuidas».

«Te pido por mis padres, que diariamente me enseñan sobre ti. Cuídalos, que descansen esta noche y líbralos de todo mal. Que no haya dificultades en el matrimonio y mantengan siempre unida a la familia».

«Te pido por mis amigos y todas las personas que me quieren. Espero que ellos también descansen esta noche, para que mañana nuevamente se encuentren a mi lado. Cuida a mis mascotas y bendice este hogar .Es todo lo que te pido, ahora sí puedo dormir en paz, gracias diosito”. Amén.

Para poder dormir

Esta oración se reza en el momento preciso cuando los niños ya montados en sus camas, arropados y listos para entregarse en los brazos de Morfeo, se la reciten a Dios para que el vele por sus sueños. También pude rezarse como una oración al Justo Juez, para que su infinito amor, acompañe al dormir.

«Ángel de mi guarda, tú eres mi más dulce compañía… No me desampares ni por las noches, ni menos por el día. Angelito de mi guarda, no me abandones en mis alegrías, en mis tristezas ni en mis miedos. Cuídame siempre y mientras duermo».

«Si tengo un mal día cuídame y protégeme de todo mal, ábreme tus brazos para estar a salvo, no me dejes caer en tentación, cuídame de las demás personas que a veces hacen mal, Ángel de mi guarda, protégeme de las cosas malas que hay en el mundo y déjame demostrar que soy fiel a ti y a Dios, protege a mi familia de todo».

«Cuida cada uno de mis sueños Ángel de mi guarda». Amén.

De la mañana

¿Qué manera más segura de empezar el día, que haciendo una plegaria a Dios? Y mucho más si es un niño quien la reza, pidiéndole al altísimo que le cubra con su manto, dándole seguridad, protección y la posibilidad de que todo le salga bien durante todo el día.

Una oración para que reciten al comenzar el día:

“Señor, despierto y veo tu luz, porque me has mantenido a través de la noche, a ti, levanto mis manos y oro. Se que comenzaré bien mi día”. Amén

Cortas

Recomienda estas oraciones para niños

Así como les enseñamos a nuestros hijos las diferentes plegarias, que deberán rezar para invocar la protección divina, también podemos enseñarle algunas oraciones cortas que les ayudarán que ellos se acerquen a Dios. Entre ellas tenemos.

“Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, con la gracia de Dios y del Espíritu Santo”. Amén “Angel de la Guarda, mi buen amigo, llévame siempre, por el buen camino.” Amen “Santo Ángel del Señor, mi celoso guardián, si a ti me confió la piedad divina, vigílame y guárdame, ilumíname siempre”. Amén

Como sabemos los que practicamos la religión católica “…de los niños será el reino de los cielos…”, pero en nuestra labor y responsabilidad de darle una formación integral a nuestros hijos, todo padre tiene el deber de darle las primeras herramientas para ser un buen cristiano.

Esto lo logramos en gran parte con el ejemplo, y sumado a eso con la enseñanza de las diferentes plegarias que los motivarán y les demostrarán lo importante de la comunicación que ellos establezcan con Dios.

En espera de que este artículo te de una pequeña guía de algunas oraciones que le puedes enseñar a tus hijos para agradecerle a Dios por lo privilegiados que son al ser educados en la religión católica.

Deja un comentario