Reza la oración a los hijos

Desde los inicios del catolicismo, la biblia como el antiguo testamento nos ha enseñado acerca del amor por el prójimo, por tus hijos. La familia es un aspecto fundamental en la religión. Inducirlos a formar parte de la religión predominante de tu conjunto familiar es un acto de suma importancia.

La oración a los hijos es un rezo muy importante. Como una de sus apariciones más remarcadas en la historia de Jesús, cuando su madre rezaba por su hijo.

Hijos de dios a través de la historia

Utiliza esta oración a los hijos

Se hace referencia a hijos de dios como una persona devota a la religión católica o cristiana que tiene una relación íntima con un ser supremo. En ambas religiones este concepto puede tener múltiples significados.

En el judaísmo se refería a hijo de dios a aquel individuo que defendía la monarquía con amplia sabiduría. Antes de cristo en Jerusalén ante los conflictos de las malas entidades y en donde también el pueblo de Israel sufría ante las consecuencias del pecado.

El rey David de la tribu de Judá, consolidó las defensas de Jerusalén. Formó el arca de la alianza, extendió sus dominios y tuvo continuidad en el pueblo. Se refirió entonces ante el rey David como el hijo de dios, realizando la oración a los hijos.

El hijo de Dios en el cristianismo

En la religión cristiana, los discípulos fueron los primeros en recibir el título de hijos de dios. Ellos se encargaban de escribir parte de la historia del mundo. Considerados un símbolo fundamental en el crecimiento espiritual, dichos discípulos escribieron parte de sus travesías unificando el mundo.

También hijo de dios puede hacer alusión a un elemento de la santísima trinidad. No obstante, la oración a los hijos en el cristianismo está dirigida a cada individuo que ama a su creador por sobre todas las cosas.

Catequesis

La catequesis es considerada la enseñanza profunda de la palabra del evangelio.Es una práctica ideal para introducir a los hijos a la religión. Se trata acerca de construir un ideal católico.

La oración a los hijos es un rezo católico, en donde una familia católica puede tomar ésta importante decisión, para que aprendan la palabra de dios.

Además, es un proceso formativo principalmente, donde se entrega a lo largo de una vida, crecimiento y maduración con Cristo como guía, y así esparcir el mensaje de Jesús Cristo.

Historia

Desde los inicios del catolicismo se ha enseñado a los individuos el amplio mundo de la fe. Comienza con la representación de cristo catequista, de vivir profundamente las enseñanzas del señor.

Así mismo, Cristo tuvo un largo camino en la vida lleno de muchas adversidades donde en dicho camino, repartía la palabra del señor. Éstas enseñanzas fueron esparcidas de Jerusalén al universo entero, donde se demuestra desde una corta edad la historia de la fe del hijo de dios.

Actualmente en muchos países donde predomina la religión católica hay escuelas en íntima relación con la iglesia, donde se realizan actividades, tales como las misas en familia y muchas recreaciones para implementar y aumentar la fe.

Cabe destacar que, los individuos para adentrarse más a éste mundo y formar parte de él, realizan el bautizo a una temprana edad. La comunión, confirmación, matrimonio.

Bautizo

La oración a los hijos es una obra temprana de muchas madres para conectar el amor de Dios con sus seres queridos. El bautizo es uno de los primeros pasos que se realiza en los inicios de una vida religiosa.

Representa un acto de inmersión donde el agua purifica los pecados y el alma de la persona para ser llevada al nuevo mundo. Éste acto de aparición se origina en el bautismo de Jesús de Nazaret, uno de los relatos que contiene el nuevo testamento.

Por lo tanto, el mencionado acto se realiza por medio de elementos teológicos que convergen en una representación única. El agua representa una materia verdadera y natural. La forma del bautismo también influye en la realización del mismo.

Se bautiza en el nombre del padre, el hijo y el espíritu santo (santísima trinidad). En oriente. Cualquier sujeto puede formar parte de este acto de iniciación. Los padrinos son el símbolo que guiarán al niño que es bautizado a conocer más de la historia de Dios.

Comunión

La comunión es el paso siguiente de unirse al señor por medio de la eucaristía, donde una persona menor de edad, acepta formar parte de la iglesia católica.

De esta forma, es un compromiso en donde se realizan una serie de actividades para entender mejor la historia que trasciende desde los inicios de Cristo.

Además, los individuos menores de edad han de aprender múltiples oraciones básicas. La oración a los hijos se emplea en la misa para agradecer a los nuevos hijos de Dios que aceptan este camino.

Confirmación

La confirmación es el tercer paso de la iniciación a una vida cristiana. Se trata principalmente de las renuncias a las promesas realizadas por un tercero, la confirmación de la fe y la reafirmación de la entrega a Dios.

Se realiza una ceremonia donde se comienza con una misa luego de un sermón, donde se renuncia al mal del pecado. Éste paso sólo se puede realizar únicamente si la persona realizó la primera comunión y realizó las oraciones previstas, como la oración a los hijos.

¿Cuál es la oración para los hijos?

Ten fe al momento de realizar la oración a los hijos

“Señor Dios mío, tú que habitas en el trono celestial aquí venimos con gran reverencia; porque mereces todo el respeto y gloria; por siempre protege a (Decir el nombre de tus hijos).

Los pongo en tus manos Señor cuida de ellos en este día y en cada día por donde sea que vayan; Guíales por el camino correcto; pues ellos aún están aprendiendo; Necesitan de tu protección y de tu mano protectora, pues aún no saben mucho de la vida y pueden encontrarse con personas no adecuadas que los lleven por caminos equivocados.

Te pido Señor que abraces a mi hijo o hija para que sientan tu amor que lo cubre donde sea que esté.

Te pido Señor santo que no permitas que nada malo les pasa a mis hijos; ellos siempre van por aquí y por allá y yo me quedo con gran preocupación, por los peligros que asechan en esta vida; pero al orar Señor, siento una paz inmensa pues recuerdo que tú los cuidas.

Gracias Señor por los hijos que me has dado; aunque a veces los extraño sé que están haciendo su futuro y me alegro cuando los veo en la puerta entrar con bien pues has estado a su lado.

Jesús amado te invito a que tomes el control de la vida de mis hijos.

Oh Jesús llega a donde están cada uno de ellos y hazles saber del gran amor que les tienes, y que en sus mentes quede grabado como en roca que nunca se borra.

Que sus corazones permanezcan en tus manos.

Jesús quiero que tomes en tus manos cada decisión que tomen mis hijos; A cambio sé que mis hijos nunca se apartarán de tus caminos en cualquier sitio donde estén mis hijos Señor.”

Otra buena manera de iniciarlos en la vida religiosa es enseñándoles múltiples rezos, como las oraciones para niños.

Cabe mencionar que otra grandes cosas que podrías enseñarle a los pequeños del hogar podrían ser las oraciones al divino niño Jesús.

Deja un comentario