Oración a los Ángeles y Arcángeles Iluminados

Para el cristianismo la concepción de arcángeles y ángeles se encuentran muy vinculada porque resulta que los arcángeles son una de las categorías de los ángeles y, de acuerdo a los registros, en la Epístola de Judas en el Códice Sinaítico 330-350 d.C aparece la palabra Arcángel.

Si se revisa el origen de la palabra arcángel como tal, de acuerdo a los expertos, viene de la palabra griega que significa archángelos, y en el nuevo testamento se le denota como mensajero.

Al ser tan conocidos por los fieles de la religión, son muchos los devotos que rezan la Oración a los Ángeles y Arcángeles Iluminados.

Historia

Oración a los Ángeles y Arcángeles Iluminados

A lo largo de la historia, los ángeles y arcángeles han estado presentes en las religiones, por lo que se denotan en el judaísmo como en el cristianismo y el islam.

Así mismo, se ha desarrollado en el zoroastrianismo, que se trataba de una religión monoteísta muy antigua que le daba una función al concepto de un solo Dios que es bondadoso.

En la religión sumeria, los ángeles no tuvo mucho influencia, aunque se tenía presente el espíritu de cada ser humano y ese espíritu se mostraba como un humano que posee alas, que se asemejaba a un Ángel de la Guarda.

En la religión católica, se ha representado a los ángeles como los mensajeros de Dios y aparece la palabra tanto en la biblia como en el nuevo testamento, en los diferentes eventos de Jesucristo.

Se ha plasmado en los diversos textos históricos que los ángeles han sido los intermediarios entre Dios y el ser humano.

Y a lo largo de los años, siguen existiendo la presencia espiritual de los ángeles y por tanto siguen teniendo un lugar en las personas y por ello se le reza la Oración a los Ángeles y Arángeles Iluminados.

¿Quiénes son?

Ángeles y Arcángeles Iluminados

De acuerdo a los expertos en la iglesia católica, la iglesia sólo ha reconocido a tres arcángeles que se han mencionado en la Biblia, los cuales son: el arcángel Miguel, el arcángel Gabriel y el arcángel Rafael.

Cada uno es diferente y por ende tiene sus propias competencias y características, que se pueden concluir al leer la biblia como el nuevo testamento.

De tal forma que se describen de la siguiente manera:

  • Miguel aparece en varios pasajes de la biblia y su descripción comprende a una espada, posee una armadura y tiene una balanza, lo que hace definirlo como el jefe de los ejércitos de Yahvéh.
  • Gabriel, es el que aparece en la Biblia como el gran mensajero, ya que le anuncia a María que tendrá al hijo de Dios, y en su representación se le caracteriza con un mensaje escrito y una flor blanca.
  • Rafael, es el protector de los viajeros, como en la salud y en las relaciones románticas, se le denota con un bastón de viajero y un pez.

Sin embargo, algunos conocedores de la temática del catolicismo señalan que hay varios arcángeles adicionales que se deben mencionar:

Raquel es el encargado de la justicia, de la imparcialidad, Sariel es el que tiene la función de los espíritus de los hombres que pecan, Uriel es el que se ha encargado de la protección de las tierras y templos de Dios y Remiel es el que tiene por función los resucitados.

Por tanto, las personas invocan al ángel a los cuales pedir a través de la Oración a los Ángeles y Arcángeles Iluminados, de acuerdo a su necesidad.

De dónde proviene este rezo

No se suele ser fácil encontrar la invocación de los ángeles en la Sagrada Escritura, ya que en algunos pasajes se les llama querubines, tanto en Ezequiel 1:6 como en Isaías 6:2.

En cuanto a la descripción de la apariencia, se les describe con vestiduras de color blanco, de lino y resplandecientes, como en Ezequiel 9:11, Tobías 5:6, Mateo 28:2,3, entre otras.

Es importante destacar que al arcángel Miguel no se le menciona como arcángel sino como Ángel Miguel.

Ahora bien, si se revisa Apocalipsis 1:4 se señalan como los siete espíritus de Dios y los cuales emiten mensajes, es decir se les define como mensajeros, que invitan a oír lo que el espíritu manifiesta a los creyentes.

Oración a los Ángeles y Arcángeles Iluminados

Existe una variedad de oraciones que se pueden rezar, pero los creyentes se han inclinado por una oración a los Ángeles y Arcángeles Iluminados que se describe a continuación:

¡Dios Uno y Trino, Omnipotente y Eterno! Antes de recurrir a tus siervos, a los santos ángeles, nos postramos ante tu presencia y te adoramos: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Bendito y alabado seas por toda la eternidad.

Dios santo, Dios fuerte, Dios inmortal: que todos los ángeles y hombres, que Tú creaste, te adoren y amen y permanezcan a tu servicio.

Y tú, María, Reina de todos los ángeles, acepta benignamente las súplicas que te dirigimos; preséntalas ante el Altísimo, tú que eres la mediadora de todas las gracias y la omnipotencia suplicante para que obtengamos la gracias, la salvación y el auxilio.

Poderosos santos ángeles, que por Dios nos fueron concedidos para nuestra protección y auxilio, en nombre de la Santísima Trinidad les suplicamos:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos en nombre de la preciosa sangre de nuestro Señor Jesucristo:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos por el poderoso nombre de Jesús:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos por todas las llagas de nuestro Señor Jesucristo:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos por todos los martirios de nuestro Señor Jesucristo:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos por la palabra santa de Dios:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos por el Corazón de nuestro Señor Jesucristo:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos en nombre del amor que tiene Dios por nosotros los pobres:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos en nombre de la fidelidad de Dios por nosotros los pobres:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos en nombre de la misericordia de Dios por nosotros los pobres:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos en nombre de María, Madre de Dios y nuestra madre:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos en nombre de María, Reina del Cielo y de la Tierra:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos en nombre de María, su Reina y Señora:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos por su bienaventuranza:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos por su fidelidad:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos por su lucha en defensa del Reino de Dios:

¡Vengan de prisa, ayúdenos!

Les suplicamos:

¡Protéjannos con su escudo!

Amén

Además de pedir por medio de la Oración a los Ángeles y Arcángeles Iluminados, también se puede rezar la oración por los hijos, para que se encuentre bien, o salgan de alguna situación difícil u protección. Así mismo, San Lázaro quien fue hermano de María y Jesucristo le concedió un milagro.

También existe una Oración a San Lázaro para pedirle cuando los creyentes se le presentan necesidades urgentes, así como las personas se encuentran desesperadas

Deja un comentario